Saltar al contenido
CAMM

Sulfato de agmatina: qué es, cómo tomarlo, efectos secundarios y qué comprar

En la búsqueda de un cuerpo sano y bien cuidado, los complementos alimenticios están ganando cada vez más espacio en los gimnasios. Aliados a un acompañamiento especializado y mucho tejido, pueden ser una buena opción para complementar la dieta y aprovechar mejor el entrenamiento. Actualmente, numerosas investigaciones y nuevas tecnologías permiten el uso de productos naturales en la suplementación, lo que resulta en pocos o ningún efecto secundario de los mismos. Además de acelerar el desarrollo de la masa muscular, también pueden ayudar al cuerpo a mantenerse sano.

Un ejemplo de un compuesto natural utilizado en la suplementación es el sulfato de agmatina. La sustancia es producida por el cuerpo humano, derivada de la arginina, ayuda a acelerar la ganancia de masa muscular, da la sensación de saciedad y vascularización, además de promover la pérdida de grasa, proteger contra el daño de los radicales libres y funcionar como un antidepresivo. Probablemente lo que le hizo más conocido entre los culturistas fue el efecto de vascularización, que le da un efecto muscular deseado por muchos, además de mejorar el transporte de oxígeno y nutrientes para aumentar la masa muscular.

Desde que el compuesto comenzó a llamar la atención en 1994, se han desarrollado varios estudios sobre sus efectos fisiológicos y farmacológicos. La agmatina, como se la conoce en todo el mundo, ha demostrado ser beneficiosa en una variedad de áreas, incluyendo el control de la presión arterial, el alivio del dolor y una mejor salud intestinal.

Pero es importante destacar que, hasta ahora, los estudios se realizaban sólo en animales. No hay suficientes estudios en humanos para mostrar los mismos efectos del sulfato de Agmatina obtenido en animales. Muchas personas usan la sustancia y aprueban los resultados, por lo que el producto se ha vuelto más consumido.

Qué es

El sulfato de agmatina se ha utilizado durante algún tiempo en la comunidad deportiva como complemento alimenticio para ayudar a ganar masa muscular. Aunque la sustancia en sí no actúa directamente sobre el músculo, ofrece varios beneficios que ayudan a lograr este objetivo. Como un fuerte potencial neurotransmisor, mejora la conexión entre el músculo y la mente y, en consecuencia, mejora los esfuerzos de contracción de los músculos. Con más fuerza y contracciones más dirigidas, ayuda a la eficacia del entrenamiento.

Los efectos de reducción del dolor promovidos por Agmatine no sólo son beneficiosos en las condiciones de dolor crónico, que limitan la práctica de ejercicios, sino que también pueden mejorar la resistencia y promover un mejor rendimiento muscular.

Estudios en animales han demostrado que el componente también actúa como antidepresivo, y puede ser un posible tratamiento alternativo para el cáncer, la diabetes, las lesiones cerebrales y de la médula espinal, así como para tratar afecciones neurodegenerativas como el Alzheimer y la demencia.

Otra capacidad del sulfato de agmatina es regular la producción de insulina y aumentar la absorción de glucosa, lo que puede ofrecer beneficios para el almacenamiento de glucógeno, así como una reducción en la cantidad de glucosa que se transforma en grasa.

ARTÍCULOS COMPLEMENTARIOS
  • Cómo tomar Tribulus Terrestris para obtener mejores resultados
  • ¿Qué hay en un suplemento de GH?
  • ¿Es bueno el potente USPLabs? Cómo funciona, informes y cómo tomar
  • Inhibidor de la miostatina: qué es, cómo funciona y efectos secundarios

Cómo tomar

Todavía no hay suficiente investigación para determinar una dosis oficial, y diferentes fabricantes y estudios indican algunas dosis que varían de acuerdo con lo que se pretende lograr con la suplementación.

Para aquellos que buscan mejorar el rendimiento cognitivo, la dosis puede variar de 500 a 750 mg al día, según algunos fabricantes. Esta variación también está indicada para aquellos que practican la musculación y los atletas que buscan mejores resultados musculares, ingeriéndola de 30 a 45 minutos antes de comenzar la malla. Para aquellos que sufren de dolor crónico, se sugiere una cantidad mayor.

Algunas investigaciones también han utilizado con éxito dosis entre 1,3 y 2,6 g por día. Esta variación parece ser efectiva y bien tolerada por el cuerpo. Sin embargo, muchas de estas dosis clínicamente probadas se refieren sólo a la inyección de sulfato de agmatina, y no a la suplementación oral – un punto importante a tener en cuenta cuando se lleva a cabo la investigación. Y aún se necesitan más estudios para determinar si la suplementación con sulfato de agmatina oral ofrece los mismos beneficios que los observados en estudios en animales.

Para aumentar el rendimiento mental y aliviar la ansiedad, la dosis normalmente indicada para los suplementos orales de Agmatina es de alrededor de 6.4mg/Kg. La estimación se basa en la dosis realizada en estudio con ratas, que varía de 10 a 40mg/Kg y es equivalente a entre 217 y 465mg para una persona de 68kg.

Algunos fabricantes recomiendan que las dosis se tomen en ciclos. Por ejemplo: 3 días sí y 1 no, para prevenir la propensión de tolerancia del organismo. Y los científicos afirman que el sulfato de agmatina se absorbe mejor con el estómago vacío o después de comidas ligeras. No existe el mejor horario para las dosis. Este horario depende de la preferencia de cada uno.

Otra recomendación es que la agmatina no debe consumirse con proteínas alimentarias, ya que compiten por los mismos portadores químicos, que tienen una disponibilidad limitada en el intestino.

Efectos secundarios

Según la mayoría de los estudios, el sulfato de agmatina es seguro incluso en dosis consideradas altas. Aunque aún queda mucha investigación por hacer en este sentido, hasta ahora no se han registrado efectos secundarios negativos asociados con el suplemento.

Aun así, es importante que un nutricionista, un educador físico y un especialista en salud ayuden en su uso seguro. Algunos componentes del suplemento pueden no ser buenos para el cuerpo de ciertos individuos, especialmente aquellos con presión arterial alta o baja, enfermedades del corazón, hígado, riñón o tiroides, diabetes o incluso enfermedades psiquiátricas. La administración de suplementos para mujeres embarazadas o en período de lactancia no es apropiada.

Qué comprar

Hay varios productos de Agmatine en el mercado. Dar preferencia a las versiones orgánicas, de origen natural. La ventaja es que es más puro, actuando de manera más efectiva y libre de Arcaína y Putrescina, un subproducto de la versión derivada sintéticamente.

–>